• Banda de Lira en 1908
Banda La Lira

El historial de la Banda La Lira data de muy antiguo, siendo una de las primeras bandas de música de la Comunidad Valenciana. Existen algunas dudas respecto al año exacto de su fundación, siendo la primera prueba física de su existencia el primer sello de la Banda que marca el año 1.840. Fundándose probablemente un poco antes.

El nacimiento de la Banda tiene lugar de forma especialmente original, entroncándose con los sucesos históricos que se desarrollan en el país en esa época. Durante la primera guerra carlista que tuvo lugar entre 1833 y 1840, los pueblos de la Serranía y, en especial, el territorio del Alto Turia tuvo un especial protagonismo al concentrarse en la zona la mayoría de las fuerzas carlistas, Según la tradición local, al llegar las fuerzas gubernamentales para reducir a las fuerzas carlistas, éstos abandonaron en su huida los instrumento de la Banda de Música que llevaban, recogiéndolos un vecino llamado Blas Portolés, alfarero de profesión y músico de violín que aprovechó esta circunstancia para fundar una pequeña Banda en el pueblo de Titaguas cuyo nombre oficial sería LA LIRA.

Hasta el año 1857 no se redacta un primer reglamento de la Banda. Durante todos estos años, destaca la precariedad económica de la Banda que se mantenía con lo que se ganaba tocando por los pueblos.

Desde el año 1.883 hasta el 1.889 se hizo cargo de la Dirección D. Francisco Navarro Corell, Maestro Nacional, músico y, sobretodo, gran entusiasta de la música, que desarrolló una gran labor de difusión y promoción de la misma, Siendo durante estos años la actividad musical de Titaguas tan intensa, que lo demuestra el hecho de que no había familia que no tuviera algún integrante de la Banda.

El siguiente impulso importante lo realizó D. Emilio Badimón, natural de Titaguas, también Maestro Nacional, a partir del año 1.894. En esa época la actividad musical y en general, la cultural recibe tal estímulo en el municipio que se promueve una Sociedad Cultural que representó numerosas obras de teatro y zarzuelas. La Banda de Música se convierte en el motor de todo este movimiento.

En el año 1.904 se registra un reglamento escrito por D. Emilio Badimón basado en un reglamento anterior de 1.857. En esos momentos la Banda la componen 20 músicos.

Enero de 1.920 es una fecha triste para la historia de LA LIRA, se reúnen los socios para disolver la Banda, repartiéndose entre todos los instrumentos y material en riguroso sorteo, sin embargo, el 20 de abril del mismo año (a los tres meses) se nombra a D. Florencio Collado Sánchez como Director, ingresando nuevos educandos hasta llegar al número de 20 alentándose de nuevo la actividad de la Banda.

En 1.925 la agrupación aparece como Banda municipal como motivo de su contratación por parte del Ayuntamiento para amenizar las fiestas de todo el año, por ello el Ayuntamiento pagaba 250 pesetas.

En 1.928 dimite D. Florencio Collado y le suceden una serie de directores como D. Luis Martín y D. Pedro Polo hasta que empezó la Guerra Civil española, puesto que, mientras duró la contienda se suspendieron las actuaciones.

Una vez terminado el enfrentamiento, la Banda se reagrupó aunque, la falta de dirección técnica marcara esta época por una gran decadencia y baja calidad musical; estos malos tiempos llegan a un punto culminante en 1.946, cuando la propia Banda decide no tocar en las fiestas de septiembre, entonces es cuando aparece D. Agustín Coma Mas, industrial catalán casado con Dña. Tina Gracia, natural de Titaguas que, como gran benefactor, decide dar una ayuda de 5.000 pesetas anuales para relanzar la Banda, al mismo tiempo, el Ayuntamiento aporta otras 5.000 pesetas con el mismo fin, con lo que fue contratado D. Vicente Sayas, natural de Chelva, carpintero de profesión, como director. El resultado fue un inmediato resurgir de la Banda y del amor a la música en el pueblo, formándose un gran número de músicos, y un gran impulso general de la Banda.

De 1.946 a 1.952 la Banda junto con otros vecinos bajo la dirección de D. José Millán Moles, médico del pueblo por entonces, reorganizan el cuadro artístico volviendo a representar obras de teatro y zarzuelas. La principal consecuencia, además del éxito artístico, es que se posibilita la compra de nuevos instrumentos y uniformes.

En 1.952 se estrena como broche de oro a esta etapa el Himno “Así es Titaguas”.

En ese mismo año fallece D. Vicente Sayas y le suceden varios directores, seis en total, hasta que en 1.973 D. Francisco Chasán Fenoll asume la dirección iniciándose bajo su batuta una nueva etapa de esplendor, cuyo hecho más significativo lo constituye la participación de la Banda en el Concurso Regional de Bandas Civiles. El director es sustituido durante 1.976 y principios de 1.977 por D. José Gómez Simón, volviendo a su cargo con nuevo impulso y brios que lo conducen a iniciar una Escuela de Educandos, donde se imparten clases de solfeo e instrumento.

En esa época se observa la necesidad de cambiar los instrumentos a Tono Normal, para ello, todo el mundo colabora, el Ayuntamiento, la Colonia Titagüense y, mediante una suscripción, todo el pueblo en general. De este modo, en 1.977 la Banda la forman 25 músicos con un instrumental nuevo adaptado a los tiempos.

En ese año la Banda hizo una gira por varios pueblos de Galicia, iniciándose una nueva etapa de ilusión que culmina en 1.982 con la participación de la Banda en el festival de Bandas de Música de Sinarcas.

De 1.982 a 1.988 se pone al frente de la banda a D. Asensio Magraner Pérez y bajo su dirección, la banda se preparó para su participación en el concurso organizado por la Federación Regional de Bandas de Valencia. Asimismo, se asiste a diversos Festivales y se realizan diversas actuaciones por la comarca.

Desde principios de 1.989 hasta finales de 2008 dirige la Banda D. Lamberto Olmos Saturnino, cuya principal aportación es la modernización del repertorio, con lo que consigue atraer a un sector juvenil cada vez más interesado en las actividades musicales. La Escuela de Educandos sigue funcionando con éxito. El número de componentes de la Banda se sitúa en 50, de los cuales, la mitad ya reside fuera de Titaguas.

En la actualidad, Mikael Celda Gónzález, con su juventud, energía y entusiasmo es el encargado de dirigir la Banda.

A lo largo de los últimos años, la Banda se ha encargado de reorganizar el rico folklore local, haciendo un importante trabajo de recuperación y conservación del patrimonio cultural de Titaguas.

La Banda LA LIRA, con su larga y fructífera historia, es uno de los emblemas culturales de Titaguas donde cientos de titagüenses han podido vivir y amar la música, convirtiéndose en algo más que una simple Banda de Música, significándose en el verdadero latido cultural de un pueblo.

BANDA LA LIRA VIDEO DEL VIAJE A PEÑISCOLA:

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31